John Carter

John Carter - Cartel
Título V.O.:
John Carter
Año de producción:
2012
Distribuidora:
Walt Disney Studios Motion Pictures Spain
Género:
Acción
Clasificación:
No recomendada menores de 7 años
Estreno:
9 de marzo de 2012
Director:
Andrew Stanton
Guión:
Andrew Stanton
Música:
Michael Giacchino
Fotografía:
Daniel Mindel
Intérpretes:
Samantha Morton (Sola), Willem Dafoe (Tars Tarkas), Thomas Haden Church (Tal Hajus), Dominic West (Sab Than), Polly Walker (Sarkoja), James Purefoy (Kantos Kahn), Mark Strong (Matai Shang), Daryl Sabara (Edgar Rice Burroughs), Lynn Collins (Dejah Thoris), Taylor Kitsch (John Carter), Bryan Cranston (Powell)

Fotogramas de la película

Sinopsis

El veterano ex militar John Carter es inexplicablemente tele transportado de la Tierra a Barsoom (Marte). Allí Carter es testigo de las luchas intestinas existentes entre los nativos, unas criaturas alienígenas de gran tamaño y otra raza de humanoides que pretende saquear los recursos del planeta. Este guerrero, de sorprendente agilidad y fuerza, se convierte en el caudillo de sus habitantes para derrotar a esta funesta amenaza, a la vez que gana el corazón de la princesa Dejah Toris de Helium.

Adaptación de Walt Disney de las novelas de aventuras y de ficción del escritor norteamericano Edgar Rice Burroughs (creador del legendario Tarzán de los monos), conocidas como la serie marciana, en torno al héroe de acción John Carter, un militar del ejército confederado secesionista que tiene poderes sobrehumanos: agilidad, fuerza y resistencia fuera de lo común, envuelto bajo un misterioso halo de inmortalidad, que se convierte en el paladín de la resistencia de los habitantes del planeta Barsoom (Marte) contra otra raza exterminadora que quiere someterlos al cautiverio y arrasar con sus riquezas naturales. El dos veces ganador del Oscar a la Mejor Película Animada del año por "Buscando a Nemo" y "Toy Story 3", Andrew Stanton, es el responsable de llevar a la gran pantalla esta obra fantástica, con elementos de ciencia-ficción, con ingredientes románticos (la relación amorosa de John Carter con la princesa Dejah Toris) y que lleva implícito un mensaje de concienciación para todos aquellos que habitamos este planeta, de cuidar y proteger fervientemente los recursos animales, minerales y vegetales para que pueda existir un mañana.

Aunque ha trabajado en diversas producciones de todo tipo como las series "Kyle XY " o " Friday Night Lights", quizás recordamos más a Taylor Kitsch en España gracias a la caracterización del mutante cajún, Gambito, en "X-Men Orígenes: Lobezno" .En "John Carter" encarna al protagonista de la historia, que, gracias a su aplomo y liderazgo, ayudará a salvar a las distintas razas que habitan Marte, a la vez que renueva sus ganas de vivir así como su pérdida de fe en la humanidad. Le secundan la atractiva Lynn Collins (El número 23, El mercader de Venecia) como la princesa Dejah Thoris. Hay que destacar el estupendo reparto de esta película de ficción, que cuenta con el veterano y magnífico Willem Dafoe, que cuenta con dos nominaciones a los Oscar por "La sombra del vampiro" y "Platoon", el camaleónico y habitual "villano" Mark Strong (Red de mentiras, Sherlock Holmes), Samantha Morton (Elizabeth: La Edad de Oro, Código 46), Thomas Haden Church (Entre copas, Spider-Man 3), el secundario irlandés Ciarán Hinds (Roma, El topo), Dominic West (The Wire, 300),James Purefoy (Roma, Solomon Kane) o el profesor de química, metido a narcotraficante, de la sorprendente "Breaking Bad", Bryan Cranston.

Crítica

Nada enJohn Carteres siquiera accidentalmente genuino. Basada en una novela poco conocida del visionario Edgar Rice Burroughs, la cinta echa raíces en una visualización anacrónica el espacio exterior, fruto de un tiempo en el que la imaginación cubría los huecos que la ciencia aún no podía colmar. Efectos especiales aparte la cinta es poco más que un pastiche espacial-mitológico de los 50 pero con la artillería visual de un espectáculo del siglo en curso.

Eso sí, no es original ni como arcaismo; Andrew Stanton imagina el rocambolesco universo marciano deJohn Cartermirando descaradamente de reojo a clásicos recientes del fantástico y la ciencia-ficción explícitamente citados. Su película es visual y conceptualmente un collage muy conseguido deStar Wars,SerenityoPrince of Persia, por citar solo tres de los múltiples ejemplos que vienen a la mente. Nada en ella perdura, porque sus mejores virtudes se diluyen en el recuerdo de experiencias cinematográficas previas que sí asumían los riesgos que Stanton decide no asumir.

Hay más,John Carteres el típico y tópico cuento de héroe por accidente, de salvador de mundos ajenos alrededor de una previsible historieta de amor héroe-princesa que progresa desde el clásico desprecio mutuo basado en una tensión sexual evidente y no resuelta hasta una explosión de romanticismo ñoño al más puro estilo George Lucas. Al fin y al cabo el romance entre Carter y la princesa Dejah es una redición, sin apenas matices, de aquel otro legendario entre el cowboy solitario Han Solo y la temperamental princesa Leia de la trilogía galáctica.

Ahora bien, aún asumiendo las lagunas de concepto y la escasa imaginación que rezuma una puesta en escena a todo trapo pero demasiado gregaria de otras de parecido pelaje,John Carteres de esas contadas películas que sabe copiarse del vecino con clase. Stanton teje un universo propio poblado de retales prestados de otras películas, pero la entidad del diseño de producción y la pasta invertida en los efectos visuales lucen resultonas. Hay más, Stanton es un narrador de vieja escuela para lo bueno y para lo malo. Su película se atiene, cierto, a los patrones tradicionales de romance y aventura de los clásicos de los 80. Paradójicamente es un punto a favor, pires queJohn Carterno sea original, que no lo es, pero está contada con gracia, en torno a un esquema dramático tan elemental como efectivo y conteniendo, que ya tiene mérito con los tiempos que corren, la adrenalina digital para que no devore la minúscula historia. Más allá de sus explícitos defectosJohn Carteres cine entretenido y dotado de un sentido del ritmo ágil y coherente. No es poco a tenor de la que está cayendo en el cine comercial de gran presupuesto.

Últimas películas del director Andrew Stanton
Últimas películas del género Acción