La voz dormida

La voz dormida - Cartel
Título V.O.:
La voz dormida
Año de producción:
2011
Distribuidora:
Warner Bros
Género:
Drama
Clasificación:
No recomendada menores de 12 años
Estreno:
21 de octubre de 2011
Director:
Benito Zambrano
Guión:
Carmen López-Areal
Música:
Magda Rosa Galván, Juan Antonio Leyva
Fotografía:
Alex Catalán
Intérpretes:
Antonio Dechent (Juez instructor), Ana Wagener (Mercedes), María Garralón, Inma Cuesta (Hortensia), Javier Godino, Susi Sánchez (Sor Serafines), María León (Pepita), Miryam Gallego (Doña Amparo), Daniel Holguín (Felipe), Marc Clotet (Paulino)

Fotogramas de la película

Sinopsis

Madrid, años 40. Felipe sigue combatiendo denostadamente en la sierra de Madrid junto a otros guerrilleros contra el régimen franquista. Su mujer Hortensia, embarazada, está recluida en prisión, por su actividad republicana durante la guerra, a la espera de juicio. Su hermana Pepita viaja desde Córdoba para estar más cerca de ella. Hortensia es condenada a muerte por un tribunal militar y Pepita intentará por todos los medios detener la ejecución antes de que su sobrino termine en un orfanato.

Drama, ambientado en la posguerra española, sobre las mujeres republicanas encarceladas durante el régimen franquista basado en la novela de la escritora Dulce Chacón, "La voz dormida" y dirigido por el realizador andaluz Benito Zambrano, que ganó el Goya a la Mejor Película y al Mejor Guión por su ópera prima "Solas". "La voz dormida" es el homenaje particular de Zambrano a su admirada Chacón, el retrato de una mujer que tiene que luchar contra todos los poderes fácticos del franquismo para intentar evitar la ejecución (fuera de toda naturaleza legal) de su propia hermana y de que su bebé no termine en un hospicio, a la vez que se enamora perdidamente de un joven burgués que lucha con los maquis en la sierra de Madrid.

La popular actriz andaluza, Inma Cuesta (Primos), que ha alcanzado el reconocimiento del público y la crítica española con su papel en la serie televisiva "Águila Roja", encabeza el reparto de "La voz dormida" al encarnar a la joven republicana Hortensia, sentenciada a muerte en una cárcel de Madrid mientras espera el nacimiento de su hijo. Le acompañan María León, hermana de Paco (Luisma de "Aida") y que ha participado en algunas series de la pequeña pantalla como "SMS" o "Hospital Central", Miryam Gallego (Periodistas, Águila Roja), Daniel Holguín (El comisario, De repente, los Gómez), Ana Wagener (AzulOscuroCasiNegro, Biutiful), María Garralón (Verano Azul, Farmacia de guardia) y Antonio Dechent (Solas, Intacto).

Crítica

Susceptible de hincharse a ganar Goyas, un poco por el barniz académico que la rodea y otro poco por ser una película mainstream, de las que tanto gustan dentro de la industria por seguir erre que erre con los atavismos temáticos de nuestro cine,La voz dormidase propone como un tapiz de la España de posguerra, como un ajuste de cuentas inapelable contra el deplorable rodillo represor del régimen franquista que se esmeró durante los primeros años en ajustar cuentas con los vencidos con una inquina escalofriante.

Benito Zambranollora (con demasiado ahínco) la miseria de las mujeres hacinadas en las cárceles de mujeres que esperaban turno para pasar por el patíbulo a causa de sus actividades subversivas o, más frecuentemente, por estar en el sitio equivocado en el momento equivocado.

La voz dormidaencierra secuencias de una dureza física y psicológica nada habituales en el academicismo español, y eso es un punto a su favor; para entendernos, no es una recreación de posguerra de cartón-piedra, en línea con, por ejemplo, la muy olvidableLas 13 rosas. Zambrano tiene un punto más de clase y de pericia artesanal, pero no basta.

La voz dormidaes una de esas tantas películas patrias de Guerra Civil de las que el respetable está literalmente hasta el gorro; una historia que ya nos han contado una y mil veces con idénticos clichés e idéntica querencia por la brocha gorda. El drama que subyace detrás de la esmerada puesta en escena, matizada por la excelente fotografía de Alex Catalán, es de los de blanco y negro, de los de ogros y princesas.

Estamos en la eterna dicotomía arquetípica del cine de Guerra Civil; nadie duda de la perfidia infame de los malos, pero la tendencia al énfasis y el subrayado que acusan esta clase de películas acaban oscilando hacia el lado de la parodia y la caricatura. EnLa voz dormidalos personajes son previsibles, porque o son demasiado nobles o demasiado innobles, y eso es un hándicap dramático insalvable. Zambrano consigue, no obstante, liberarse de los estigmas clásicos de las grandes adaptaciones novelescas made in Spain; la novela es la guía, pero la cinta no se propone como una síntesis en imágenes del libro, sino como una traducción íntegra de la palabra en imágenes.

El problema es que Zambrano precipita los acontecimientos, cayendo en la tentación de enfatizar con fluorescente el sentimentalismo ya de por sí inherente a la historia.La voz dormidadespliega una tragedia demasiado intensa, demasiado extrema como para consentir subrayados, pero haberlos haylos. Demasiados. El resultado es una película con querencias sensibleras, en la que solo la naturalidad contagiosa de la espléndida María León matiza los patrones afectados con los que se desenvuelven los demás miembros del elenco.

Últimas películas del director Benito Zambrano
Últimas películas del género Drama