The Blind Side (Un sueño posible)

The Blind Side (Un sueño posible) - Cartel
Título V.O.:
The blind side
Año de producción:
2009
Distribuidora:
Warner Bros
Género:
Drama
Clasificación:
Todos los públicos
Estreno:
18 de junio de 2010
Director:
John Lee Hancock
Guión:
John Lee Hancock
Música:
Carter Burwell
Fotografía:
Alar Kivilo
Intérpretes:
Sandra Bullock (Leigh Anne Tuohy), Kathy Bates (Miss Sue), Kim Dickens (Sra. Boswell), Ray McKinnon (Burt Cotton), Tim McGraw (Sean), Quinton Aaron (Michael Oher), Lily Collins (Collins Tuohy)

Fotogramas de la película

Sinopsis

El joven afroamericano Michael Oher sobrevive solo en la calle, hasta que un buen día Leigh Anne Tuohy se cruza en su destino y le acoge en su hogar. Michael iniciará su nueva vida en el seno de una familia blanca con un entorno muy diferente, pero él no será el único que tenga que afrontar los cambios, ya que los Tuohy deberán aprender a darle al chico el apoyo que necesita para desarrollar su potencial humano y profesional. El talento de Michael para el fútbol americano sorprenderá a todos.

"The Blind Side (Un sueño posible)" es una de esas películas basadas en hechos reales que han conseguido enganchar al público. La historia de la estrella del fútbol americano Michael Oher, narrada en un libro escrito por Michael Lewis, está aún por terminar, pero su difícil adolescencia en la calle y su cruce de caminos con una mujer adinerada son suficientes para llevarla al cine. El resultado es un drama que va más allá del deporte, apostando por la familia, la solidaridad y la esperanza en un futuro mejor. John Lee Hancock (El Álamo. La leyenda) afrontó su proyecto más ambicioso como realizador, muy bien amparado por sus actores.

Sandra Bullock tiene mucho que agradecerle a este papel de madre de familia adinerada. Su fama de actriz superficial de comedia romántica (Miss Agente Especial, La proposición) quedó olvidada tras ganar el Oscar y el prestigioso Globo de Oro. Su pupilo, un joven de los suburbios de Memphis con talento para el deporte, es Quinton Aaron (Rebobine, por favor), mientras que su marido tiene el rostro de Tim McGraw (Flicka). Destaca la intervención de Kathy Bates (Chéri) como la comprometida tutora del joven Michael Oher. "The Blind Side (Un sueño posible)" también fue nominada al Oscar a la mejor película.

Crítica

Norteamericana hasta la médula ósea.The Blind Sidepasó por los cines del viejo continente sin pena ni gloria después de reventar las taquillas de allí, acuñando una fórmula ´bigger than life´ muy doméstica, muy de barras y estrellas.John Lee Hancock, notable guionista y mediocre director, explora en su última propuesta la odisea de superación ejemplar de un tal Michael Oher, adolescente nacido para sufrir y acabar tirado de mala manera en el rincón de una calle oscura, que gracias al filantropismo de una familia impecablemente americana e impecablemente cristiana, salió del abismo para imponerse a su propio destino y cuajar como jugador profesional de la NFL.

Hancock no quiere interferencias en la linealidad de su discurso.The Blind Sidees una película de mecanismo simple, la enésima reivindicación crédula de la vigencia del sueño americano, un recordatorio de que no hay sueño imposible, de que no hay nada mejor que la familia unida y de que el tesón mueve montañas.

Moral y éticamente telefílmica, la película de Hancock es irritantemente inmaculada. Todo el mundo es bueno, menos el sistema, y todos son susceptibles de ser mejores. No hay claroscuros en la conciencia solidaria y cristiana de los pobres y de los ricos, todos ejercen de estadounidenses de manual, amando al prójimo, dando sin esperar nada a cambio sin un mal día, sin una mala cara.The Blind Sidehabita en un limbo de vida inorgánica, de sonrisas perfectas y bondad a espuertas; desconfiamos de ella por principio.

Hancock diseña personajes unidimensionales, beatificados e inhumanos. Tanto, de tal modo, que el director deEl Álamoacaba logrando lo imposible, que la candidez crónica y testaruda del inocente relato acabe por generar dudas de verosimilitud, y eso a sabiendas de que se trata de una historia real, de un testimonio verídico. Es cierto, al césar lo que es del césar, que no es cine sensiblero (si obviamos la rúbrica hiperfeliz del desenlace), que Hancock pilota el desgarro melodramático del drama sin consentir que se le escurra de las manos; pero en ese titánico esfuerzo la película acusa el desplome de un sentimentalismo de cartón, contenido, pero sin sangre en las venas.

No esThe Blind Side, ojo, un drama deportivo al uso. El fútbol americano es sólo la coartada para cantar las bondades del vértice social que es la familia, imagen proyectada desde una ficción neutra, y un tanto arcaica, en todos los sentidos. Esa neutralidad ética resulta altamente contraproducente; la película nunca acaba de despegar, no emociona ni genera empatías dignas de recuerdo. Bullock se esmera y se tiñe el pelo de rubia (el único argumento, entendemos, para cazar un Oscar que le viene muy grande), pero sigue habitando en los registros antiguos; su evolución en los últimos años es, simple y llanamente, irrelevante.

Últimas películas del director John Lee Hancock
Últimas películas del género Drama