Celda 211

Celda 211 - Cartel
Título V.O.:
Celda 211
Año de producción:
2009
Distribuidora:
Paramount Films de España
Género:
Thriller
Clasificación:
No recomendada menores de 18 años
Estreno:
6 de noviembre de 2009
Director:
Daniel Monzón
Guión:
Daniel Monzón, Jorge Guerricaechevarría
Música:
Roque Baños
Fotografía:
Carles Gusi
Intérpretes:
Luis Tosar (Mala Madre), Antonio Resines (Utrilla), Manuel Morón (Almansa), Carlos Bardem (Apache), Marta Etura (Elena), Vicente Romero (Tachuela), Luis Zahera (Releches), Alberto Ammann (Juan Oliver)

Fotogramas de la película

Sinopsis

En su primer día como funcionario de prisiones, Juan sufre un accidente que le deja sin conocimiento. Para que se recupere, los compañeros le acomodan en la Celda 211, con tan mala suerte de que en esos momentos se desencadena un motín en la cárcel y se ven obligados a abandonarle a su suerte. Cuando despierta, Juan está rodeado de los presos del sector FIES, los más temidos y peligrosos. Si no quiere morir, deberá valerse de mentiras para hacerse pasar por uno de ellos y participar en el motín.

Basado en la intrigante novela de Francisco Pérez Gandul, "Celda 211" es un drama carcelario que, en un ambiente de suspense y acción, relata la historia de un funcionario de prisiones atrapado en un motín de presos. Su director, Daniel Monzón, afirma que se sintió atraído por la trama y sus giros argumentales, pero también por la oscura personalidad de sus personajes. Monzón, que debutó en 1999 con "El corazón del guerrero" y se consolidó con "La caja Kovak", pasó un año conociendo la realidad de las cárceles españolas. El lugar elegido para el rodaje fue la abandonada y laberíntica prisión provincial de Zamora.

Gran parte de la dureza de "Celda 211" reside en la labor actoral de sus intérpretes. Alberto Ammann, protagonista de la esperada "Lope", se ve atrapado en el más violento de los motines junto a delincuentes interpretados por Luis Tosar (Los límites del control) o Carlos Bardem (Che: Guerrilla). Junto al trabajo de un gran número de extras, sobresalen igualmente Marta Etura (Las 13 rosas), Antonio Resines (Fuga de cerebros) y Manuel Morón (25 Kilates). "Celda 211" fue proyectada en el Festival de Sitges 2009.

Crítica

Lejos de esa natural inclinación del cine español a la edulcoración sistemática del drama, al academicismo trágico de renglones tiesos, "Celda 211" trabaja la visceralidad y el exabrupto. Daniel Monzón opta por un modelo de historia menos elaborado y más intuitivo, jugando con las convenciones, en la puesta en escena, del espejismo documental, en pos de una inmersión total, con todas las consecuencias en el infierno en carne viva de un motín carcelario que salpica inquina y rencor. Su película observa el conflicto a quemarropa, destripando la psicología antisistema de los desheredados. El clímax es consecuencia de una espiral terrible de acción-reacción cimentada siempre en un acto de violencia de consecuencias trágicas.

"Celda 211" es una película creíble, y no es decir poco en el contexto de una cinematografía tan aficionada al ripio y la muletilla, tan tristemente divorciada del mundo real. Ahora bien, cierto que las virtudes pesan notablemente más que los defectos, sin embargo Monzón nunca acaba de quitar el freno de mano sumergiéndose con todas las consecuencias en la ferocidad del caos. La visceralidad de su película es sensible pero controlada, se echa de menos una postura más radical con respecto al tratamiento de la imagen y con respecto al tratamiento de la violencia.

Cuesta, por demás, comulgar con la transformación improbable que opera el personaje de Alberto Amman, cuyo descenso a los infiernos, a partir del segundo nudo de la trama, resta espesor y coherencia a una ficción plagada de momentos de gran cine. Si el personaje de Amman es el punto flaco, la pierna que cojea de esta muy estimable cinta carcelaria, el vendaval de matices contra las cuerdas de que alimenta Luis Tosar a su memorable hijo de perra desencantado y salvaje es el asidero al que se agarran todos las pocas grietas que se abren en la carrocería del filme. Tosar, que ganará el Goya por lo civil o lo criminal, es, en el cenit de su madurez como actor, es dueño y señor de una ficción que, cierto, no escatima en composiciones de peso. La réplica se la dan con la convicción acostumbrada Resines, Manuel Morón o Carlos Bardem, puntales todos de la incontestable homogeneidad dramática de una película que tiene en el factor humano su más brillante y mejor explotada baza.

Radiografía de un modelo clandestino y tenebroso de justicia alternativa, la de los desahuciados hiperviolentos que explotan su dignidad con la frente erguida en un modelo de lealtad "corporativa" tan extremo como admirable, "Celda 211" reivindica con notables argumentos dramáticos el orgullo y el pundonor de los habitantes de las alcantarillas, en una sociedad que esconde las ratas en las cloacas, para que no se vean, sin tener la más mínima idea de cómo lidiar con ellas o cómo asumir, siquiera, la humanidad y dignidad de los nadies.

Últimas películas del director Daniel Monzón
Últimas películas del género Thriller