Bienvenidos al Norte

Bienvenidos al norte - Cartel
Título V.O.:
Bienvenue chez les Chtis
Año de producción:
2008
Distribuidora:
Wanda Visión
Género:
Comedia
Clasificación:
Todos los públicos
Estreno:
9 de enero de 2009
Director:
Danny Boon
Guión:
Dany Boon, Alexandre Charlot
Música:
Philippe Morlier
Fotografía:
Pierre Aïm
Intérpretes:
Danny Boon (Antoine Bailleul), Guy Lecluyse (Yann Vandernoout), Kad Merad (Philippe Abrams), Zoé Félix (Julie Abrams), Anne Marivin (Annabelle Deconninck), Philippe Duquesne (Fabrice Canoli)

Fotogramas de la película

Sinopsis

Philippe trabaja en una oficina de correos al sur de Francia. En un intento por animar a Julie, su depresiva esposa, pide un traslado a la Riviera francesa, pero en lugar de eso, le mandan a una pequeña ciudad del norte llamada Bergues. Convencido de que es un lugar inhóspito, Philippe acude sólo a su destino, aunque pronto se da cuenta de que la gente es encantadora. Julie no se cree que a su marido le guste vivir allí, así que Philippe decide fingir que le tratan mal para no decepcionarla.

A medio camino entre la comedia y el retrato costumbrista, "Bienvenidos al Norte" es la segunda película del francés Dany Boon. El director de "La casa de tus sueños" pensó la idea hace tiempo, cuando se dio cuenta de que los franceses tenían un concepto equivocado de las localidades y gentes del norte. Para romper los convencionalismos, se centró en la región donde él mismo nació e imaginó una historia en la que un hombre del sur descubriera, por casualidad, las bondades de la zona.

Kad Merad (3 amigos) da vida a Philippe, un hombre que inicia una doble vida, disfrutando al máximo de su estancia en una localidad del norte y fingiendo delante de su mujer para evitar represalias. En cuanto al mejor amigo de Philippe en Bergues hay una sorpresa, ya que es el propio Dany Boon el que lo interpreta. Junto a ellos, destaca la intervención de Zoé Félix, protagonista femenina en las dos entregas de "Le Coeur des hommes". "Bienvenidos al Norte" es, hasta la fecha, el filme más taquillero de la historia en Bélgica.

Crítica

Precedida por un extraordinario éxito de público en Francia y el algunos países europeos circundantes, "Bienvenidos al Norte" se deja caer por estos lares para demostrar, una vez más, porque Dany Boon es no sólo el actor galo con mejor predicamento popular, sino también un intérprete cada día más asentado como el astro de la comedia que es en no pocos países europeos, incluido España. Nos venden su última película como una inyección en vena de buen rollo y como comedia romántica universal de las que traspasa fronteras por pura inercia. Y aquí nos apresuramos a advertir que semejante estrategia amenaza con despistar a más de uno. "Bienvenidos al Norte" es una comedia francesa hasta la médula ósea, entrañable, de humor fácil paro eficiente, de calidez emocional efectivamente universal y, por consiguiente, accesible al público internacional en un nivel exclusivamente superficial. Ahora bien, el 80% de la dimensión del chiste se mueve en parámetros estrictamente localistas, las de una comedia de enredo lingüístico que explota estereotipos geográficos autóctonos, exacerbando las distancias culturales entre los dos extremos verticales del país vecino (el norte y el sur) en un registro de caricatura cultural inaccesible para quien no conozca los códigos regionalistas franceses.

Hay más, Boon y compañía buscan la risa a costa de parodiar el abismo entre ambos mundos, cebándose con la comicidad del desencuentro idiomático, la ensalada de dialectos y el trabalenguas lingüístico. Por ese preciso motivo no hay alternativa razonable a la versión original y, más aún, no hay forma humana de exprimirle todo el jugo al disparatado enredo más que conociendo la lengua gala con una cierta profundidad. Quien cumpla estos requisitos tropezará con una comedia intrascendente y de mecanismo extraordinariamente simple nutrida de un puñado de gags memorables. Quien no los cumpla se reirá contemplando la superficie inocua y de buen corazón de una comedia cuyo modo de empleo se le escapa.

Con todo su convencional romanticismo, sus hondadas de buena rollo y el perfil entrañable de sus estereotípicos personajes es de los que provocan sonrisa tonta de oreja a oreja durante noventa minutos largos. No es poco tal y como anda el patio.

Últimas películas del director Danny Boon
Últimas películas del género Comedia