The Women

The Women - Cartel
Título V.O.:
The Women
Año de producción:
2008
Distribuidora:
On Pictures
Género:
Comedia Dramática
Clasificación:
Todos los públicos
Estreno:
17 de octubre de 2008
Director:
Diane English
Guión:
Diane English
Música:
Mark Isham
Fotografía:
Anastas N. Michos
Intérpretes:
Annette Bening (Sylvia Fowler), Debra Messing (Edie Cohen), Eva Mendes (Crystal Allen), Meg Ryan (Mary Haines), Bette Midler (Leah Miller), Cloris Leachman (Maggie), Carrie Fisher (Bailey Smith), Candice Bergen (Catherine Frazier), Jada Pinkett Smith (Alex Fisher)

Fotogramas de la película

Sinopsis

Mary Haines es una esposa orgullosa de su marido, un ejecutivo de éxito en Wall Street. A pesar de tener una vida social ajetreada, siempre saca tiempo para ver a sus amigas, sobre todo a Sylvie, una experta en moda a la que adora. Cuando Sylvie se entera de que el marido de Mary la engaña con otra mujer, duda sobre qué hacer, pero el secreto acaba saliendo a la luz. La infidelidad no será la única traición que tendrá que afrontar Mary, ya que la propia Sylvie le dará una desagradable sorpresa.

Basada en la película de George Cukor (1939) y en la obra de teatro de Clare Boothe Luce (1936), "The Women" es una comedia que aborda las distintas relaciones entre las mujeres bajo la dirección de Diane English, creadora de la mítica serie "Murphy Brown". La realizadora ha apostado por renovar algunos aspectos de la historia original, centrándola en la amistad de las dos protagonistas y dejando a un lado la infidelidad que sufre una de ellas. Todo un homenaje a la mujer de hoy que se completa con otros personajes femeninos que afrontan problemas reales.

El principal atractivo de "The Women" reside, precisamente, en su elenco exclusivamente femenino. Meg Ryan (Mi novio es un ladrón) y Annette Bening (Recortes de mi vida) dan vida a dos amigas íntimas que, por circunstancias de la vida (y de la ambición), terminan enfrentadas. También forman parte de su círculo de amistad una escritora lesbiana interpretada por Jada Pinkett Smith (En algún lugar de la memoria) y una madraza con el rostro de Debra Messing (Lucky you). Además, destacan los nombres de la guapa Eva Mendes (La noche es nuestra), Carrie Fisher (Wonderland) y Candice Bergen, la eterna "Murphy Brown".

Crítica

"The Women" puede y debe leerse como lo que es: un ejercicio de profanación cinéfila, un asesinato a la memoria del ilustre George Cukor, que hizo esta película hace 70 años con algo que no abunda en el equipo artístico de este intolerable remake: talento. Aquí, en el remake digo, si acaso sombras y migajas entre el reparto femenino. Actrices cuesta abajo a velocidad de vértigo (Meg Ryan sobre todo, con ese escalofriante rictus de laboratorio quirúrgico), y otras que aún mantienen el tipo emanando clase aún cuando las películas que las disfrutan no están a la altura de las circunstancias (Annette Bening, fundamentalmente).

Decíamos que Cukor se llevaría las manos a la cabeza de puro espanto ante el punible revival perpetrado siete décadas después por una tal Diane English que se quedó con la copla equivocada visionando el impecable original. Sus mujeres son de goma, su feminismo rancio y de salón. Quiere English, muy espabilada ella, aprovechar el filón taquillero universal de "Sexo en Nueva York", abanderando esa misma querencia por la frivolidad cómica y la efervescencia de un sexismo inocuo, un punto hortera, pero muy de los tiempos que corren. Películas éstas que sugieren que la mujer es un ser plano y de consistencia hueca, idiota por naturaleza y muy fácil de contentar con cuatro complementos de grandes almacenes y, claro, un macho que las quiera y que deje que le quieran. Si yo fuera mujer películas como éstame sacarían de quicio por su infumable reaccionarismo escondido detrás de los pliegues del glamour. "The Women" es una película de diseño para un cierto tipo de mujer que compra el Vogue para decorar la mesilla del salón pero que ni siquiera lo lee.

Una fémina estereotípica, de piñón fijo, que huele de maravilla y viste de lujo pero que no tiene nada debajo de la pamela y del cabello. Me cuesta creer que haya quien pueda identificarse con esta colección de petardas de cartón. Pero lo peor no es eso, sino el desmelene de pega que mana de sus imágenes, el desparpajo revenido del que hace gala del primer al último minuto. Lo demás son tópicos uno detrás del otro para desgracia de un irregular puñado de actrices que, en el mejor de los casos, no sabe abstraerse del vacío que define sus respectivos personajes. En una palabra gráfica y contundente: Evitable.

Últimas películas del género Comedia Dramática