Passengers

Passengers - Cartel
Título V.O.:
Passengers
Año de producción:
2008
Distribuidora:
DeA Planeta
Género:
Thriller
Clasificación:
No recomendada menores de 13 años
Estreno:
26 de septiembre de 2008
Director:
Rodrigo García
Guión:
Ronnie Christensen
Música:
Ed Shearmur
Fotografía:
Igor Jadue-Lillo
Intérpretes:
David Morse (Jed Arkin), Dianne Wiest (Toni), Clea DuVall (Shannon), Andre Braugher (Wilson), Anne Hathaway (Claire), Patrick Wilson (Eric), Chelah Horsdal (Janice)

Fotogramas de la película

Sinopsis

Claire Summers trata psicológicamente a los cinco supervivientes de un terrible accidente de avión. Uno de ellos, Eric, se muestra reticente a recibir ayuda y el resto intenta superar el trauma contando sus recuerdos sobre el siniestro. Cuando los pacientes hablan de una explosión en pleno vuelo, Claire se da cuenta de que algo no encaja en la versión oficial de la compañía aérea. Decidida a saber la verdad, investiga por su cuenta, pero los supervivientes comienzan a desaparecer uno a uno.

"Passengers" es un thriller de suspense que teje un entramado de desapariciones y corrupción en torno a una tragedia aérea. El guionista y padre de la idea original, Ronnie Christensen, asegura que un accidente de avión es "la situación que más puede asustar" y en eso se basa buena parte de la carga dramática del filme. El encargado de la dirección ha sido Rodrigo García, al que debemos la aclamada "Cosas que diría con sólo mirarla" o la más reciente "Nueve vidas". Como curiosidad apuntar que, cuando se rodó la escena del accidente aéreo en Vancouver, resultó tan real que los vecinos de la zona llamaron al servicio de emergencias.

La protagonista de la película es Anne Hathaway, que después de saltar a la fama con "El diablo viste de Prada" ha intervenido en títulos tan diferentes como "La joven Jane Austen" y "Superagente 86". A su lado, Patrick Wilson, al que vimos co-protagonizando el drama "Juegos secretos". Comos secundarios de lujo encontramos a David Morse (Disturbia), Andre Braugher (La niebla de Stephen King) y la veterana Dianne Wiest (Memorias de Queens).

Crítica

Alguna insondable fuerza providencial ha querido que este estreno coincida en tiempo con la terrorífica tragedia en Barajas del avión de Spanair. Eventos de ese calibre en EE.UU. retrasan los lanzamientos de películas con parecidos razonables a la realidad. Y es que "Passengers" cuenta los avatares post traumáticos de un grupo de supervivientes a un aparatoso accidente aéreo mientras asusta ilustrando la sombra de los apaños de la compañía aérea capaz de todo por eludir responsabilidades. Ahora bien, estamos en el terreno de las apariencias, porque el último nudo de la trama de la película de Rodrigo García destartala completamente el mapa mental del respetable convencido hasta entonces de estar viendo una película romántica de hondo calado dramático con oscuros tintes de thriller. Al final nada de nada porque nada es lo que parecía ser, la película opta por un quiebro hacia el fantástico francamente cogido por los pelos, embarullado y divorciado de la lógica con nocturnidad y alevosía.

En ese punto "Passengers" deja de ser una película mediocre para convertirse en otra igualmente mediocre pero con un tono bien distinto. La cinta de García, cuyo cine pierde fuelle a marchas forzadas película a película apunta maneras de melodrama psicológico sobre la reinserción a la vida normal de los azotados por la tregedia, enredada siempre con el sentimentalismo menos noble, alrededor de una historia de amor paciente-psicólogo de manual. García no consigue nunca elevar la tragedia al ámbito de lo humano, las heridas de su película no duelen porque el dramón se mueve entre los corsés del cine prefabricado.

Y luego llega el golpe de efecto, el conejo sacado de la chistera. "Passengers" deja con un palmo de narices, eso resulta innegable, cuesta cambiar el chip y reaccionar ante la pronunciada curva del giro en un clímax que deja demasiadas preguntas sin respuesta y que abre interrogantes que no tienen salida ni porqué. Es un final efectista, impactante y caprichoso (del que, obviamente, no damos pistas), que ni enmienda la plana ni deja de enmendarla porque nunca, ni siquiera a colación de la buena disposición de sus actores protagonistas, García encuentra el punto de cocción adecuado para el drama. Cuando se pasa porque se pasa y cuando no llega porque no llega.

Últimas películas del director Rodrigo García
Últimas películas del género Thriller