Zohan: Licencia para peinar

Zohan: Licencia para peinar - Cartel
Título V.O.:
You dont mess with the Zohan
Año de producción:
2008
Distribuidora:
Sony Pictures Releasing de España
Género:
Comedia
Clasificación:
No recomendada menores de 13 años
Estreno:
22 de agosto de 2008
Director:
Dennis Dugan
Guión:
Adam Sandler, Judd Apatow, Robert Smigel
Intérpretes:
Emmanuelle Chriqui (Dalia), Adam Sandler (Zohan), John Turturro (El fantasma), Lainie Kazan (Gail), Nick Swardson (Michael)

Fotogramas de la película

Sinopsis

Zohan Dvir lidera el comando antiterrorista más famoso de Israel. Sus habilidades le han convertido en un héroe para los suyos y en la principal amenaza de su enemigo, el terrorista palestino Phantom. Pero Zohan tiene una afición oculta, la peluquería, y sueña con abandonar su rutina para trabajar como estilista. Cuando Phantom lanza una ofensiva contra Zohan, éste aprovecha para fingir su propia muerte y viajar como polizón a Nueva York. Allí luchará por ser peluquero y ocultar su identidad.

"Zohan: Licencia para peinar" es una película hecha por y para amantes de la comedia. La idea original es del propio Adam Sandler, quien contó para el guión con su ex compañero de "Saturday Night Live", Robert Smigel, y el mago actual del humor americano, Judd Apatow (Lío embarazoso). El resultado es una historia disparatada sobre un soldado israelí que quiere convertirse en peluquero, por encima de sus enemigos palestinos. Según los responsables de la película, el conflicto árabe-israelí es un asunto tan espinoso, que han querido utilizar el tono cómico para unir a los espectadores. El encargado de dirigir el proyecto no es otro que Dennis Dugan, que ya trabajó con Sandler en "Happy Gilmore" y la más reciente "Os declaro marido y marido".

El reparto está encabezado, como no, por Adam Sandler. Convertido en actor, productor y guionista, ha sabido hacerse un hueco en el "Star system" americano gracias a títulos como "Ejecutivo agresivo", "50 primeras citas" o "Click". Su antagónico en la pantalla es John Turturro, al que vimos en "Transformers" y "Margot y la boda". También intervienen el histriónico Rob Schneider (Gigoló) y la bella Emmanuelle Chriqui (Km. 666). Además, destacan los cameos de ilustres como Mariah Carey y John McEnroe.

Crítica

Ídolo, tótem, y faro entre los faros de la comedia idiota, zafia y del absurdo, Adam Sandler tiene ese nosequé de los cómicos agraciados: la mayoría de sus dtractores se tronchan en secreto y mientras nadie mira flipando con su risible careto. Lo cool es decir que no te gusta, pero en el fondo se te escapa la risa tonta cada dos por tres ante su decacharrante presencia. Con "Zohan: Licencia para peinar" tres cuartos de lo mismo. Dirigidapor uno de los niuevos gurús de la comedia basura nortermaericana, Dennis Dugan (firmante de la horrorosa "Yo Os declaro marido y marido", el nuevo vehículo de lucimiento de Adam Sandler es la madre del coredro de todos los desmadres, una soberana sandez de película de ésas que queda mal bendecir pero que hacen cosquillas en la caja torácica. ¿Mediocre? Mucho, sin freno seguramente, pero es de justicia confesar en el corazón en la mano: servidor acabó padeciendo agujetas en la mandíbula de tanto reír a costa de tanta (brillante) vulgaridad cómico-festiva.

La cinta de Dugan no es de las que uno consume por accidente. Si pasad de Adam Sandler esto es el infierno, si te gusta he aquí el figura en una de sus facetas más burras prestando rostro, voz y melena a un super macho alfa de los servicos secretos israelís que, harto de los rigores de su estresante oficio, de dar caña a los malos y de dar amor a incontables mujeres decide hacer el petate rumbo a EE.UU. soñando con convertirse en estilista y peluquero. Sinopsis demencial para un no menos demecial y escatológico catálogo de chistes malos de los de reír (pero reír al fin y al cabo) por no llorar. Sandler en estado salvaje, sin riendas ni control. Para lo bueno y pra lo malo. Ahora bien, hay que tener morro para frivolizar con tanto desparpajo sobre las solemnes tiranteces palestino-israelíes. Sólo por semejante audacia Dugan y Sandler (y Judd Apatow, que mete baza en calidad de guionista) merecen ovación y vuelta al ruedo. Y es que para bien o para mal (para gustos los colores) "Zohan: Licencia parapeinar" se postula sin rival posible como la comedia más friki y bizarra de 2008. Lo dicho, mala pero cachonda. Lo cortés no quita lo valiente.

Últimas películas del director Dennis Dugan