Aprendiz de caballero

Aprendiz de caballero - Cartel
Título V.O.:
Virgin territory
Año de producción:
2007
Distribuidora:
Aurum
Género:
Drama
Clasificación:
No recomendada menores de 13 años
Estreno:
8 de agosto de 2008
Director:
David Leland
Guión:
David Leaf
Música:
Ilan Eshkeri
Fotografía:
Ben Davis
Intérpretes:
Matthew Rhys (conde Dzerzhinsky), Tim Roth (Gerbino de la Ratta), Hayden Christensen (Lorenzo de Lamberti), Mischa Barton (Pampinea Anastagi), Rupert Friend (Alessandro), Craig Parkinson (Tindaro), Rosalind Halstead (Filomena), Kate Groombridge (Elissa), Ryan Cartwright (Ghino), Nigel Planer (Bruno), Christopher Egan (Dineo)

Fotogramas de la película

Sinopsis

Florencia, 1346. La terrible peste negra amenaza la prosperidad de la ciudad. Lorenzo de Lamberti es un joven aventurero que se ve obligado a huir a un convento por las amenazas de muerte del poderoso Gerbino de la Ratta. La bella y adinerada Pampinea también está amenazada por Gerbino: debe casarse con él si no quiere perder todas las pertenencias de sus padres. Sin embargo, ella está prometida con un conde ruso y, en espera de contraer matrimonio, se refugia en el mismo convento que Lorenzo.

"Aprendiz de caballero" es una aventura, entre el romance y la tragicomedia, que ha sido rodada como una versión libre de "El Decamerón" de Boccaccio. Escrita en el siglo XIV, esta obra está entre las más importantes de la literatura universal, y cuenta la historia de siete hombres y tres mujeres que huyen a las afueras de Florencia debido a una epidemia. Los productores Dino y Martha De Laurentiis ya habían amparado otras adaptaciones del relato, pero querían una nueva versión que conectara con el público moderno. David Leland (Amores en tiempos de guerra) recogió el guante, sumándose al proyecto como director y guionista. "Aprendiz de caballero" habla de la pasión, el amor y el drama con un vestuario que parece sacado de un cuadro del Renacimiento y unas localizaciones rodadas en bellos rincones de Italia.

Hayden Christensen vuelve a apuntarse a un papel de aventurero después de convertirse en un rostro habitual con "Jumper" y, sobre todo, "La Guerra de las Galaxias". Su amada en la gran pantalla es la televisiva Mischa Barton (The O.C.), cuyos rasgos encajan a la perfección al papel de Pampinea. Tim Roth (El increíble Hulk) da vida al tercero en discordia, el malvado Gerbino de la Ratta.

Crítica

De meter en la túrmix el Decameron de Passolini, el medievalismo rock de "Destino de caballero" y los enredillos sentimentales de alguna sitcom del Disney Channel, el resultado se parecería mucho a "Aprendiz de caballero", que se esmera en leer a Bocaccio con los ojos de un adolescente en celo y con acné de esos, los de ahora, que por nada del mundo leerían una sola de sus páginas. Así las cosas la empresa se antoja un agradable salto mortal en una piscina sin agua. Pero la audacia tiene fecha de caducidad muy corta. Así el ejercicio de actualización juvenil de la picaresca casanoviana, que se toma la libertad de flirtear con el erotismo mórbido y postizo a costa, básicamente, de enseñar cuerpazos y palmitos femeninos vertiginoso, se cae con todo el equipo en cuanto Leland empieza a confesarse.

El homenaje al "Decameron" no es sino una coartada cool y resultona en plan quiebro para empaquetar una comedia romántica de cartón, un cuento de hadas mononeuronal que, en sí mismo, es una sonada traición a la lógica subversiva del texto presuntamente objeto de revisión posmodernista. Es posible que semejante ración de erotismo bajo en calorías tuviese su aquel en el contexto del cine de hace tres décadas. Lo que Leland propone, su relectura light del texto de Bocaccio es la desnaturalización anacrónica de ese cine picante entonces, irrelevante en términos de provocación en la actualidad. Lo de la dicotomía ancestral castidad vs libertinaje encaja malamente en el empeño releer el mito en clave pop. Si empezamos, además, a hablar mal del humorismo infame de la propuesta, del horroroso reparto (lo de Hayden Christensen es para llorar) y de la frivolidad hortera de la propuesta, se nos hace tarde. Ah, lo que no es de recibo es vender esta película como una novelilla cinematográfica de caballería. El título español es una operación de venta de gato por liebre. Ojo pues a los padres despistados.

Últimas películas del director David Leland
Últimas películas del género Drama