Juno

Juno - Cartel
Título V.O.:
Juno
Año de producción:
2007
Distribuidora:
Hispano Foxfilm
Género:
Comedia Dramática
Clasificación:
No recomendada menores de 13 años
Estreno:
1 de febrero de 2008
Director:
Jason Reitman
Guión:
Diablo Cody
Música:
Mateo Messina
Fotografía:
Eric Steelberg
Intérpretes:
Allison Janney (Bren), J.K. Simmons (Mac), Jason Bateman (Mark Loring), Jennifer Garner (Vanessa Loring), Daniel Clark (Steve Rendazo), Michael Cera (Bleeker), Ellen Page (Juno), Rainn Wilson (Rollo), Olivia Thirlby (Leah), Eileen Pedde (Gerta Rauss), Aman Johal (Vijay)

Fotogramas de la película

Sinopsis

Juno es una adolescente que se desmarca del resto de chicas superficiales del instituto Dancing Elk. Vive de acuerdo a sus propias reglas, preocupándose por asuntos que no interesan a nadie de su edad. Sin embargo, su vida da un giro cuando se queda embarazada tras mantener relaciones con el tímido Bleeker. A partir de ahí comienza el camino de Juno hacia la madurez. Junto a su amiga Leah y con el apoyo de su padre y madrastra busca a la pareja perfecta para que se haga cargo de su futuro hijo.

"Juno" es una comedia con toques amargos que ha sido una de las triunfadoras en las nominaciones de los Oscar con cuatro candidaturas: mejor película, mejor director, mejor guión y mejor actriz protagonista (Ellen Page). La película sigue las venturas y desventuras de una peculiar estudiante después de quedarse embarazada por accidente. En la dirección se sitúa Jason Reitman, responsable de la aclamada "Gracias por fumar" y en el guión, la sorprendente Diablo Cody, que debuta como escritora después de trabajar como stripper y operadora de una línea erótica.

En el elenco descubrimos la gran actuación de Ellen Page (Hard Candy, X-Men 3), que hace olvidar el cliché de la adolescente en problemas para inventar un personaje original y carismático. Junto a ella los jovencísimos Michael Cera (Supersalidos) y Olivia Thirlby (United 93). También encontramos a Jennifer Garner (Daredevil) y Jason Bateman (Ases calientes), que vuelven a trabajar juntos tras "La sombra del reino", y a J.K. Simmons (Spider-Man 3) y Allison Janney (Hairspray), el padre y la madrastra de Juno respectivamente.

Crítica

"Juno" es ese tipo de película indie concebida, como "Pequeña Miss Sunshine", para su explotación y consumo en la primera línea del frente. Independencia soft ataviada para infiltrarse en la pomada taquillera y promocionada con estrategias de cine mainstream. Circula el filme por esas carreteras secundarias que antes o después acaban confudidas en la autopista principal con una insolencia astutamente dosificada, díscola con paracaídas. Es indie por conveniencia estratégica, porque a la major que se esconde detrás, como a todas las major, le interesa vender el producto con a la manera de los falsos pobres. "Juno" está apadrinada por Fox Searchlight que es al cine independiente lo mismo que Paramount Vantage o Miramax, filiales de los grandes estudios disfrazadas de desvíos de la corriente predominante que sacan al mercado sus productos adultos intentando vender el espejismo del off Hollywood, patrimonializado por la industria pesada que ha fagotizado el fenómeno para desnaturalizarlo desplazando inevitablemente a la independencia real al margen de la clandestinidad.

Si la película en cuestión, como es el caso, apunta maneras de cara a la temporada de premios, la major en cuestión despliega todo su arsenal para vender el producto con la misma fanfarria, medio y ruidos que emplea para vender "Los 4 fantásticos" o cualquier otro blockbuster vital para el balance anual del estudio en cuestión. Sirva esta reflexión introductoria únicamente para matizar una cuestión no intrascendente: defender que "Juno" no es cine indie, como tampoco lo era "Pequeña Miss Sunshine", ni película off desconectada de los canales de exhibición y distribución del cine industrial.

Y semejante afirmación no sirve, en absoluto, para cuestionar las virtudes cinematográficas del producto, bien al contrario la segunda película de Jason Reitman, cuyo disfraz de rebeldía no acierta a cubrir las concesiones sentimentales del último acto, se yergue como una de las comedias más lúcidas, entrañables y (dócilmente) iconoclastas que el cine norteamericano se haya sacado de la manga en el último bienio. Al igual que "Lío embarazoso", la otra perla cómico-romántica made in USA del curso pasado, la identidad de la comedia no brota del despliegue de la línea recta argumental, relativamente convencional (una adolescente precoz embarazada por accidente que busca una familia que se haga cargo del retoño cuando nazca), sino de la textura políticamente incorrecta (sin abusar) de los personajes que la pueblan. Con o sin nominación al Oscar debajo del brazo Jason Reitman, cineasta de talento emergente, sabe que el 85% largo de la sal y la pimienta de su "Juno" responde al explosivo cóctel dedos factores: el libreto de Diablo Cody y la cáustica intensidad cómico-estoica de su cuadro adolescente, la verborrea impúdica e insolente que brota de los labios de la sísmica y encantadora Juno y, fundamentalmente, el recital de una actriz monstruosa que se descubre dotada de un talento animal, que lucía intermitente en la notable "Hard Candy", pero que aquí se desboca ya sin riendas y certifica que Ellen Page ha cogido carrerilla y saca dos cuerpos de ventaja, o más, a todas las actrices de su quinta y, apurando, de la inmediatamente posterior.

Es posible que las nominaciones al Oscar proyecten la película a una dimensión que le viene un punto grande, más por principio que por la entidad del acabado y que, por otra parte, le hacen flaco favor a tenor de las desproporcionadas expectativas desatadas en torno a la película. Pero más allá de su buen feeling con los laureles, "Juno" es, sin lugar a dudas, la comedia norteamericana del año. Ni el conciliador encaje de bolillos del desenlace, desmesuradamente ternurista y de corazón demasiado grande, enturbian el goce de la digestión de una comedia con una munición de diálogos que no se estila en ese Hollywood pazguato y unicejo que impone su ley a base de parodias infames y escatología deprimente.

Últimas películas del director Jason Reitman