La última legión

La última legión - Cartel
Título V.O.:
The last legion
Año de producción:
2007
Distribuidora:
DeA Planeta
Género:
Acción
Clasificación:
No recomendada menores de 7 años
Estreno:
24 de agosto de 2007
Director:
Doug Lefler
Guión:
Jez Butterworth, Tom Butterworth
Música:
Patrick Doyle
Fotografía:
Marco Pontecorvo
Intérpretes:
Ben Kingsley (Ambrosinus), Peter Mullan (Odoacer), John Hannah (Nestor), Kevin McKidd (Wulfilla), Iain Glen (Orestes), Colin Firth (Aurelius), Aishwarya Rai (Mira), Thomas Sangster (Romulus Augustus), Rupert Friend (Demetrius), Nonso Anozie (Batiatus), Owen Teale (Vatrenus)

Fotogramas de la película

Sinopsis

Roma, año 476. El joven Romulus Augustus va a ser coronado emperador. Su padre se niega a hacer concesiones al general bárbaro Odoacer y éste amenaza con tomar la ciudad. La guerra estalla y Romulus es capturado a pesar de ser protegido por el intrépido Aurelius. El heredero encuentra la famosa espada del César y, con la ayuda del Imperio Bizantino, es puesto en libertad. Sin embargo, los bizantinos terminan uniéndose al enemigo y Aurelius va a Bretaña en busca de La última legión fiel a Roma.

"Un filo para defender, otro para vencer. En Britania fui forjada para ser empuñada por aquél que esté destinado a reinar." Así reza la leyenda inscrita en la legendaria Excalibur. "La última legión" es una película de aventuras que pretende rescatar la verdadera historia de la espada, situándola en un contexto tan cinematográfico como la caída del Imperio Romano. Si a ello le sumamos que en medio está un heredero de doce años, el resultado es un relato épico y heroico. El filme está basado libremente en la novela homónima de Valerio Manfredi y ha sido dirigido por Doug Lefler, realizador de las series "Hércules" y "Xena: la princesa guerrera".

En medio de un despliegue técnico (con originales escenas de lucha), de vestuario y de escenarios (con localizaciones en África y Europa), se sitúan actores muy conocidos. Es el caso de Colin Firth (El diario de Bridget Jones) que vuelve al cine de época tras de "La joven de la perla". Junto a él, Ben Kingsley (Oliver Twist) al que no veíamos desde "El caso Slevin". El villano de turno es Peter Mullan (Hijos de los hombres) y la damisela intrépida Aishwarya Rai (La joven de las especias). Destaca la actuación del niño Thomas Sangster, un rostro conocido gracias a sus papeles en "Love Actually" o "Tristán e Isolda".

Crítica

La culpa fue del padre de la criatura. A Doug Lefer, experto en épicas mitológicas catódicas de cartón-piedra, le toca bailar con la más fea y, por descontado, no sale airoso del envite. "La última legión", acaso la más horripilante de las novelas históricas siempre horripilantes del no menos horripilante (escritor, se entiende) Valerio Massimo manfredi, es irredimible materia prima de una horripilante película en potencia. En celuloide el disparate literario luce mejor en virtud del ejercicio de síntesis, pero ni Lefer ni los heroicos guionistas son capaces de obrar milagros y enmendar la plana de uno de los dramatis personae más delirantes de la narrativa histórica contemporánea. El empeño del novelista-historiador italiano por mixtificar el testimonio histórico de la Roma bajoimperial en la vorágine invasora de las hordas germánicas, en los estertores de un orden mundial que se derrumba en escombros minúsculos, y la superestructura mitológica del anecdotario artúrico, de tal modo que aquel naufragio cinematográfico que firmara hace unos años Antoine Fuqua bajo el título "Rey Arturo" bien podría ser la secuela, igualmente desafortunada por demás, de esta indefendible última legión, es la crónica de un desencuentro entre lo humano y lo divino. Manfredi no tiene la talla que se exige para moldear híbrido tan ambicioso. Por eso la cinta de Lefer sale tocada de muerte desde sus primeros pasos tratando se sobrevivir al determinismo desastroso que articulan los tres vértices del triángulo protagónico: el comandante Aurelio, hombre de honor de una pieza (sólo una de hecho) que el libreto logra despojar de sus miserias estereotípicas, la amazona imposible de Kerala (Aishwarya Rai, cuyo rostro semiprecioso es de largo lo mejor de la cinta), una rémora caracterial del cine de acción de la prehistoria, un personaje de cómic insertado en una novela crepuscular que se las da de seria, y la réplica tardoromana de Gandalf el gris, al que da vida un desafortunado Ben Kingsley embutido bajo las barbas sintéticas de un maquillaje de función escolar. "La última legión" no funciona porque no lo hacen sus personajes, porque los godos son godos de feria y porque el villano de la función, Vortgyn, parece sacado directamente de un episodio desafortunado de "Hércules". A pesar de las estrecheces presupuestarias, sólo explicitadas en el innecesario abuso de la CGI paisajística y en el reciclaje de algún castillo medieval vendido en el meollo de la acción como morada de la aristocracia britana, los defectos artesanales se disculpan, aunque Lefer nunca aparente dominar los resortes de una producción de semejantes dimensiones. Al menos lo avala la suficiencia de un reparto excepcional en una empresa de estas características: Colin Firth, Kingsley, Peter Mullan o el impagable Iain Glen dan un plus de nobleza a este producto pseudohistórico de serie B que, repito, se viene abajo desde el mismísimo encendido de la luz verde que daba carta blanca al proyecto. Las novelas de Manfredi son, salvo contadas excepciones, sofisticados esperpentos dramáticos. La batalla estaba perdida desde que desempolvaron la claqueta

Últimas películas del director Doug Lefler
Últimas películas del género Acción