Por eso Internet sigue funcionando...

Hoy me he despertado, como cada día, y he descubierto que Internet funciona. En ese momento he comprendido que esta huelga iba a transcurrir en un día del año 2010, pero con la filosofía de hace un par de siglos. No sé de qué me extraño, cuando en 'La noria' del sábado noche Cándido Méndez contestó a la pregunta de cuál era el último disco que se había comprado que él no compraba música. Tranquilos, tampoco la piratea. Me genera poca confianza alguien que no tiene inquietudes musicales salvo unos Rolling mencionados para cubrir el expediente. Lo peor fue cuando le preguntaron cuándo fue la última vez que fue al cine y qué película vio. Contesto que hacía "muchísimo" que no iba al cine (yo pensé en El Guardaespaldas, como poco). Al afirmar que la última vez que fue le costó ocho euros supe que mentía. El de dos dimensiones todavía no cuesta tanto y el de tres cuesta algo más. En ese momento, mi credibilidad tocó fondo. Por eso Internet sigue funcionando. Todo encaja.