Galgos maltratados

A partir de octubre, una ley prohibirá la entrada en Bélgica de perros extranjeros. Cada año, miles de animales rescatados en España encuentran hogares de adopción en familias europeas. El Gobierno belga, atendiendo la situación especialmente crítica de los galgos, estudiaba hacer una excepción con esta raza; se puso en contacto con el nuestro, y los mandatarios españoles no tuvieron el menor reparo en asegurar que en nuestro país los galgos no eran maltratados ni asesinados. Continuamente, y sobre todo al terminar la temporada de caza, los medios nos muestran imágenes de perros ahorcados, quemados, ahogados, apaleados... Sigue ocurriendo hoy en día, pero los gobernantes españoles, con tal de no admitir errores y una mala gestión al respecto, no dudan en emplear la mentira. Es necesario hacer llegar a Europa la realidad sobre este asunto.