Un buen trato en Cantoblanco

Me dirijo al director gerente del Hospital Cantoblanco para transmitirle mi más profundo agradecimiento por el trato tan exquisito que Gloria Ramírez Barbero, mi madre, ha recibido en ese Hospital.

El miércoles 28 de enero a las 20 horas ingresó en Urgencias de La Paz y desde allí fue derivada el día 29 al Hospital Cantoblanco, Pabellón San Francisco, habitación 10-2, donde estuvo hasta el día 7 de febrero, en que desgraciadamente falleció.

En todo momento fue tratada con cariño, con una gran humanidad y una gran profesionalidad, tanto por el equipo medico, como por el equipo de enfermeras y auxiliares e incluso el personal de limpieza. Me gustaría, les transmitiera mi más profundo agradecimiento, en mi nombre, a cada una de las personas que la atendieron con tanto esmero y delicadeza.

Hemos bloqueado los comentarios de este contenido. Sólo se mostrarán los mensajes moderados hasta ahora, pero no se podrán redactar nuevos comentarios.

Consulta los casos en los que 20minutos.es restringirá la posibilidad de dejar comentarios