Hacia la sociedad individualista

Cada vez vamos hacia una sociedad más individualista, prepotente, agresiva, intolerante, egoísta y falta de valores morales éticos y cívicos. Una sociedad donde impera la hipocresía y la lágrima fácil delante de la telebasura.


Mientras, damos la espalda a los problemas reales que existen: nuestros niños y jóvenes. Mediante su comportamiento reivindican que no están de acuerdo con esta sociedad. Y todos esperando en el sofá a que los políticos nos arreglen nuestro problema. Para cambiar una sociedad hay que empezar por uno mismo.

Hemos bloqueado los comentarios de este contenido. Sólo se mostrarán los mensajes moderados hasta ahora, pero no se podrán redactar nuevos comentarios.

Consulta los casos en los que 20minutos.es restringirá la posibilidad de dejar comentarios