Acoso en el Metro

He leído en vuestro diario que en Japón han puesto vagones de Metro exclusivos para mujeres a causa de las numerosas denuncias recibidas por acoso. Yo no creo que aquí tengamos que llegar a este punto, pero también lo padecemos.


Estoy harta de ver cómo salidos se restriegan y se pegan como lapas a las chicas y mujeres en el Metro. Y me indigna ver cómo ellas no hacen nada al respecto.


Desde aquí y como mujer que soy, y que en algún caso he padecido esto, quiero decirle a todas las mujeres que si se encuentran en esa situación no pasen inadvertidas y lo único que hagan es suspirar o moverse un poco para evitar tal roce. Lo que tienen hacer es dejarlos en ridículo en medio de todo el vagón, aunque para nosotras también sea una situación incómoda y vergonzosa. Pero debemos plantarles cara y decirles a esos enfermos mentales que qué se han pensado.