Las fiestas de los jóvenes

Desde hace mucho tiempo, en muchos sitios de Catalunya, mucha gente se queja por los jóvenes que, al querer montar alguna fiesta, provocan muchos ruidos por los botellones, las comunicaciones a gritos, la música a todo volumen... 
Y los hemos de soportar cada fin de semana o por las noches, mientras que al día siguiente los vecinos tienen que madrugar para ir a trabajar sin poder dormir bien.

Una de las soluciones a esta cuestión sería que operen Mossos d’Esquadra en estas fiestas y las puedan controlar o, si no, que creen sitios donde se pudieran realizar y que no molesten a los vecinos.