Perder el trabajo por estar sin Internet

Considero una obligación cívica contar mi experiencia a los potenciales contratantes de los servicios de la empresa de comunicación Wanadoo (o su heredera Orange).
Hace ya veinte días, sin avisar, ni siquiera consultar, Orange se hizo con nuestra conexión a la Red –la ocupó–. Hasta entonces la teníamos con Telefónica. A partir de ese momento, y pese a que en mi casa hay más de una persona que se gana la vida gracias a dicha conexión a la Red, estamos sin Internet, lo cual nos está causando un quebranto mayúsculo: el riesgo evidente de perder el trabajo para más de uno de nosotros.

Hemos bloqueado los comentarios de este contenido. Sólo se mostrarán los mensajes moderados hasta ahora, pero no se podrán redactar nuevos comentarios.

Consulta los casos en los que 20minutos.es restringirá la posibilidad de dejar comentarios