Consideraciones jurídicas y éticas sobre el Toro de la Vega

[¿Cómo se puede anular una muerte?] Leo con estupor que el comité organizador del Toro de la Vega ha anulado el "festejo" en el que Volante sufrió hasta su muerte a manos de una multitud ávida de violencia y sangre. Señores del comité, perdónenme, poco han reflexionado ustedes y el resto de personas que participaron sobre sus actos porque este es de una crueldad extrema e ‘inanulable’. Un acto declarado nulo deja de tener efecto, y es imposible que le devolváis a Volante la tranquilidad, bienestar físico y ¡su vida! El acto promovido por ustedes no es nulo, aunque lo declaren como tal, es un hecho repugnante resultado de la agresividad incontrolada y ensañamiento de las personas, frente a la defensa natural, instintiva y justa de un animal atacado, asustado y herido. Reconsideren su "fiesta", ¡poner normas limitantes no la justifica!, el objetivo sigue siendo denigrante para Tordesillas. ¡Apreciemos la vida y permitamos su curso! Úrsula Martín Gamboa (Madrid).

-------------------------------------------

[La tradicionalidad del Torneo, jurídicamente en cuestión] Que se siga celebrando el Torneo de la Vega sin que ningún político pestañee indica la profunda crisis en la que estamos sumidos, no solamente económica. Manipular a un pueblo que podría ser ilustre por otras razones, haciéndoles creer que sin su “Torneo” no son nadie, y que portan una reliquia histórica que están destinados a mantener, no es más que una burda patraña para embrutecerlos cuando tendrían otros hechos en Tordesillas de los que enorgullecerse. Muchos políticos, además de insensibles, son perversos, saben que fomentan la maldad, aunque la quieran vestir de reliquia histórica. Solo por lucrarse, o incluso por miedo a la reacción de los fanáticos tordesillanos. Pues sepan que la calificación de Fiesta Tradicional adolece de la antigüedad jurídica requerida para tal. Hasta la entrada en vigor del Código Napoleónico (1888) tales fiestas “con toros” estuvieron prohibidas por la ley de las Partidas de Alfonso X, que hasta esa fecha rigió, y aunque esta costumbre se siguió celebrando fue una práctica “contra legem” que al estar prohibida no tiene refrendo jurídico ni vigencia. Eso convertiría el acto de Declaración de Fiesta Tradicional, al que le exigen una antigüedad de 200 años, en nulo de pleno derecho, por no poseer los requisitos necesarios para su declaración. A. Jiménez (Madrid).

-------------------------------------------

[¿Para qué sirven los políticos?] ¿Para qué sirven los políticos? Yo me pregunto después de ver el encarnizamiento a un rumiante pacífico. Se supone que para aplicar leyes inscritas en la razón y saber discernir lo que está bien de lo que está mal. El objetivo, conseguir sociedades más civilizadas y humanas. Visto lo visto, el hecho de no entenderse en lo más sencillo de este mundo -no disfrutar a costa del sufrimiento de un ser vivo-, me obliga a pensar que este país es víctima de una maldición. Por consiguiente, considero que la única manera en avanzar hacia el respeto de los derechos básicos de todos los seres sintientes es mediante un Plan de Acción Comunitario a través del Parlamento Europeo. Marta Salvador Navarro (Barcelona).

-------------------------------------------

[Luto por Volante] Una vez más no pudimos evitar la masacre que se produce en Tordesillas año tras año con el Toro de la Vega. Y no bastó la fuerza y coraje de Volante repeliendo la salvaje agresión para defender su vida, porque la sinrazón se impuso y además ellos eran muchos y él solo era valiente. Pero también año tras año en el mismo lugar donde la sangre inocente es derramada violenta e injustamente vamos dejando nuestras semillas de vida, amor y justicia. Algún día, no muy lejano, estas semillas darán sus frutos y ya no habrá mas Volantes, mientras tanto todos los que amamos y respetamos a los animales estamos de luto. Teodosia Felipe Delgado (Madrid).