Los disléxicos no son ni tontos ni vagos

Mi hija es disléxica. Se lo descubrieron a los 11 años al cambiar de colegio, porque durante 7 años, en su cole anterior, con gabinete psicopedagógico, se reían de ella, sus profesores la llamaban tonta y la psicóloga lo achacaba a falta de madurez.
Gracias a que cambió de colegio y en el actual se lo descubrieron vamos a un logopeda, a clases de apoyo. Quiero dar las gracias a esos profesores que tanto la ayudan, al colegio y a su psicóloga, porque en sólo dos cursos parece otra: es una niña alegre.

A los que tengáis un hijo así, dadle mucha ayuda: no son tontos ni vagos. Apoyadlos, porque a veces los profesores sí tienen la culpa de estos fracasos escolares. 

Dinos @ ) +
... ¿eres disléxico
o tienes un hijo que lo es?
Cuéntanoslo en...
e-mail l nosevendecartas@20minutos.es
o en www.20minutos.es