Visitas nocturnas al Cortijo Jurado

El reportaje gráfico publicado el pasado 18 de febrero sobre Cortijo Jurado, la finca de Campanillas que Mirador va a transformar en hotel, ha generado muchos comentarios en nuestra página web. Más de cien años de historias, las leyendas y el misterio que rodean esta casona en ruinas cercana al PTA no dejan indiferente a casi nadie. A continuación ofrecemos una selección de las reacciones de los lectores:

Algo debe de haber allí para que reconocidos parapsicólogos se tomen la molestia de tirar para allá e investigar. Es muy probable que gente rica de las épocas pasadas se tomase la justicia y la vida de la gente pobre a su manera. Por desgracia, nada es nuevo en esta vida. Paco.

Siempre me ha atraído el Cortijo Jurado. Soy de Málaga y me interesa todo lo relacionado con los misterios. Cuando estuve trabajando en Campanillas y veía el edificio todos los días desde el bus, siempre pensaba que algún día tenía que entrar allí, pero aún no lo he hecho. Quiero mostrar mi desacuerdo con que se construya allí un hotel. No me parece un buen sitio turístico. Más bien creo que es un lugar de culto a la historia de Málaga por su antigüedad y por sus historias. Asuka.

Yo he estado muchas veces en el Cortijo Jurado y lo único que encuentras son los restos de las pintadas y los destrozos de unos vándalos subnormales. Es un lugar casi en ruinas que impresiona por su estructura arquitectónica. Asusta por su estado y por lo que te cuentan de él. Pero no creo que nada de eso sea cierto. Uno se sugestiona al oír esas historias. Pero no hay ni una prueba de que sean verdad. Aparecieron unos cadáveres momificados y ni la Policía quiso investigar. Que no me digan que es por el apellido Heredia... Que hay mucho rico preso. Eva.

Adoro el mundo de la parapsicología y también soy de Málaga. Yo he entrado a Cortijo Jurado y he hecho fotos. Cuando las he revelado, en algunas (la mayoría) sale una especie de figura. Alba.

Hace poco fui al Cortijo Jurado. La verdad es que no pasé más miedo que el de caerme, porque está hecho una mierda, como quien dice. Y cuando vi el sótano... me negué a entrar. Aparte de lo que viera o no viera, ¡que sí que vi! Y mis amigos me creen. Pero no os voy a pedir que me creáis porque yo en vuestro lugar probablemente no lo haría. En casi todas las fotos que sacamos salen un montón de esferas luminosas, en algunas de las cuales se puede intuir una cara. Aparte, quiero dar desde aquí un consejo: quien pueda grabar psicofonías cuando se acerque por ahí, que lo haga. Yo lo hice con el móvil y en la grabación se escucha un grito que no venía de ninguno de nosotros. Ahí queda mi experiencia por si a alguno de vosotros os sirve. Óscar.

Somos tres niñas malagueñas, y, desde luego, no hemos entrado al Cortijo Jurado ni pensamos ir allí. Yo, Elena, tengo mucho miedo de entrar, porque, por lo que me han contado, es terrorífico. Mientras que nosotras, Elena y María, no entramos porque nadie quiere acompañarnos, pero no porque tengamos miedo de ir por allí. Elena x 2 y María.

Nosotras estuvimos y se escuchaban golpes, gritos y alguien pronunciaba el nombre de «Antonio». En la capilla íbamos con una cámara de vídeo, grabábamos los bancos y todo lo que había allí. Luego, al llegar a casa, vimos la cinta y en los bancos aparecía sentado un hombre tapado con una túnica que le tapaba el cuerpo entero y la cabeza protegida por una capa. Pero en realidad no da tanto miedo como dicen. Alba y Alejandra.

Hemos bloqueado los comentarios de este contenido. Sólo se mostrarán los mensajes moderados hasta ahora, pero no se podrán redactar nuevos comentarios.

Consulta los casos en los que 20minutos.es restringirá la posibilidad de dejar comentarios